19 dic. 2010

VOLAR

Mi mente no está acá. Mi mente está perdida entre tulipanes y otras flores. Me encuentro en el lugar donde los dulces crecen de la tierra y los sueños caen como lluvia; te alimentas de los rayos del sol y tu piel siempre es bella. Luego piso tierra y me pierdo. En un mundo como este, donde todo está tan parcializado y a favor de pocos, no puedes soñar. Vuelvo a culpar a Adán y Eva.

De este blog me olvido por periodos indefinidos. Al parecer, tampoco es que muchos noten que me fui. Lo que sucede conmigo es que pretendo hablar conmigo misma, pero con alguien más escuchando. Una taza de té y pocas palabras. n o c h e

Me has hecho llorar tantas veces y aún crees que no entiendo de dolor.