18 feb. 2011

Insania

No importaron todos esos años al momento de volver a definirme como una lunática total. Sigo loca, pero la diferencia es que ya no me destruyo ni destruyo lo que toco. Ahora soy del otro tipo de loca, de las locas que creemos en utopías y vivimos como pacifistas frustradas. De pronto supe que estaba gastándome el aire de gente que sí quería vivir y hacía algo por el mundo o me mataba. Todos sabemos qué camino elegí. Estoy acá: soñando, jugando, destruyéndome una vez al mes y luchando por mis delirios los otros 29 días.

7 ene. 2011

BLACK SWAN

Ayer vi esta película, The Black Swan, y mientras Nina cerraba los ojos en un acto final, el éxtasis iba subiendo por mis venas. Era un mundo aparte todo lo que veía a mi alrededor. La oscuridad de la madrugada se hacía clara y brillante, como de lentejuelas, frente a la fuerza que se había apoderado de mí. Las palabras que imaginé subían el ardor del momento. Una película, un acto, cintas rosadas y un evento inesperando desataron la furia de mis emociones. La pieza perdida de mi realidad me encontraba y me perseguía por los túneles del delirio. Las palabras fluyeron y nunca me sentí tan liviana. Las palabras salieron de mis dedos en un estado de inconciencia. Una página más de emociones que, si nadie salva, volverá a la chimenea.

Mis ideas se escapan por mis mechones despeinados.