3 nov. 2010

CRISIS

Iba por las calles y los truenos no me detenían. De pronto, un rayo láser en el cielo pintó los edificios más altos de un rojo oscuro. No pude evitar pensar en sangre. Me escondí en un restaurante hasta el final de la tormenta láser. Una mujer llorando subió a mi auto y la llevé a su casa. Nunca supe su nombre. Minutos después estaba muy lejos. Una especie de conservatorio. Bailaba con una amiga del colegio en un "salón prohibido" con ropas formales y música de una época distinta. Corrimos al escuchar pasos. Llegué a casa y habían niños muertos, mujeres intoxicadas. Me refugié en el baño, como en aquellas épocas, y me cubrí con una sábana blanca que repentinamente se llenó de sangre. Comía galletas, pero ninguna llegó a mi boca. Solo pude gritar cuando vi el balcón abierto. La idea de un hombre entrando a mi habitacíón era terrorífica. Grité hasta lograr abrir los ojos. Estaba sola en casa. Mi abuela a muchos kilómetros de distancia calmó mis miedos. Yo era una niña con temor a la oscuridad.

4 comentarios:

  1. Como un pequeño delirio o una crisis transforma todo tu mundo en una pesadilla, la persona mas lejana es la que mas ayuda esta a miles de kilometros pero siempre logra calmar esos miedos, pesadillas o delirios, ya que algunas que estan cerca solo empeoran todo con unas simples palabras ):

    te sigo leyendo toda mi vida!! TQ

    ResponderEliminar
  2. ohh..
    excuse me,
    but that´s the insanity I love.

    ResponderEliminar
  3. Santo Cielo! Todo eso? Seguro fue alguna especie de una pesadilla, si no fuera así no me lo explicaría, me gusto :). Y me gusta mas leerlo con la música de fondo, bonita por cierto.

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso amor, amor de locos es el mejor. (:

    ResponderEliminar

random thoughts.